Skip to main content

Beber un café en el trabajo es un ritual que la mayoría de la gente da por sentado sin pensar en cómo los deliciosos granos de café llegaron a su taza.

 

Las aves y abejas, aliados para un buen café

 

Probablemente sabes que el café viene de regiones tropicales, pero lo que es menos conocido es que el café es el producto de una increíble asociación entre las aves y las abejas.

 

La naturaleza a nuestra ayuda

 

Un estudio reciente investigó cómo las aves ayudaron a controlar plagas y cómo las abejas ayudaron a polinizar las granjas de café. La investigación mostró cómo trabajar con la vida silvestre puede ayudar a los agricultores a ganar más dinero, pero eso es solo un ejemplo de los beneficios que la naturaleza nos da y que damos por sentado.

 

La naturaleza purifica el agua que bebemos y el aire que respiramos, ayuda a controlar las enfermedades y las reservas naturales nos dan espacios increíbles para relajarnos y hacer ejercicio.

 

También nos da beneficios financieros directos. Por ejemplo, la polinización mundial de los cultivos por abejas y otros polinizadores como las aves, tiene un valor de 195.000 millones de dólares. Estimaciones recientes muestran que el 75% de los principales cultivos alimentarios mundiales, como las patatas, la soja y los tomates, dependen de la polinización animal.

 

¿Y el café?

 

Esto incluye el café, una importante planta tropical con un valor de exportación mundial de US$24 mil millones en 2012. Alrededor de 20 a 25 millones de hogares dependen del cultivo del café para su sustento, esto incluye comerciantes, administradores de exportaciones, agricultores y baristas de cafeterías.

 

 

Aunque el café Arábica puede autopolinizarse, los polinizadores aumentan el tamaño de la fruta (cuando una flor se transforma en una baya) y el rendimiento. Los agricultores a menudo piensan en las aves como una especie de plaga que se come las semillas y cultivos. Pero las aves se alimentan del escarabajo barrenador de bayas de café (Hypothenemus hampei Ferrari), un pequeño insecto que es una de las plagas más dañinas para los cultivos de café.

 

El valor de la naturaleza

 

En 30 pequeñas fincas de café en Costa Rica, los investigadores compararon cómo crecían los cultivos cuando se alejaban a las aves y las abejas. El experimento ayudó a los investigadores a cuantificar el valor económico del control de plagas, la polinización y el efecto combinado en la producción de café.

 

El experimento

 

En cada sitio, se encerraron cuatro plantas con una malla de plástico lo suficientemente pequeña como para excluir del follaje a las aves que se alimentan, pero lo suficientemente grande como para permitir que las abejas y otros animales pequeños accedan a la planta.

 

Las otras cuatro plantas quedaron sin cerrar. En cada una de las ocho plantas, se seleccionaron cuatro ramas similares, y las abejas fueron excluidas de la visita de flores en estas ramas por medio de bolsas de malla.

 

Los resultados

 

Los resultados mostraron que las aves y las abejas incrementaron la fructificación y el peso en un 4-11% y disminuyeron la infestación de broca. Estos efectos fueron mayores cuando tanto las aves como las abejas pudieron visitar las plantas de café.

 

Los autores del estudio estiman que excluyendo tanto a las aves como a las abejas se produciría una pérdida de rendimiento promedio del 24,7%, lo que equivale a un US$1.066/ha.

 

En otros campos

 

Las interacciones sinérgicas son cuando dos procesos se conectan y el resultado o producto es mayor que la suma de los efectos separados. Las interacciones entre diferentes polinizadores animales pueden mejorar los rendimientos.

 

A veces, las abejas melíferas utilizadas por apicultores se utilizan para polinizar cultivos. La presencia de abejas silvestres puede cambiar el comportamiento de las abejas melíferas manejadas. Por ejemplo, los diferentes tipos de abejas pueden tener diferentes patrones de alimentación, lo que conduce a un aumento general del movimiento y el número de vuelos. Este comportamiento puede conducir a un aumento significativo en el rendimiento de los cultivos, por ejemplo, de almendros.

 

Dejémonos ayudar

 

Aproximadamente el 35-40% de los cultivos potenciales en todo el mundo son destruidos por plagas, como las langostas del desierto (Schistocerca gregaria) o gusanos cogolleros (Spodoptera exempta).

 

Estos insectos son un sabroso aperitivo para las aves, quienes también ayudan a dispersar las semillas. Así que, cuando protegemos a la naturaleza, nos ayudamos a nosotros mismos.

 

La industria del café puede ayudar y verse beneficiada

 

El café se cultiva en algunos de los hábitats más ricos en vida silvestre de la tierra, pero los métodos agrícolas son cada vez más intensos.

 

En estos lugares las especies de aves que ahí habitan ya están incluidas como especies de interés para la conservación, tal como es el caso del cerúleo (Setophaga cerulea) y la reinita de alas doradas (Vermivora chrysoptera).

 

 

Muchas de estas especies de aves dependen de los insectos de los bosques que han sido reemplazados en gran medida por las granjas de café.

 

Una forma de ayudar a la vida silvestre en las granjas es el café de sombra, el cual es plantado bajo un dosel de árboles. Esto no solo proporciona un hogar para las aves y los insectos que se alimentan, sino que también produce café de mayor calidad.

 

 

Close Menu

Espresso Amico

Bahía Magdalena 9,
Verónica Anzúres,
CDMX

T: +525564-7975
E: atencion@espressoamico.com

Hola ¿en qué puedo ayudarte?