Skip to main content

Originalmente inventado en Italia es una preparación de café muy usada a nivel mundial en dónde lo esencial es la presión y temperatura.

 

Imagina la presión que ejerce la atmósfera en nosotros, ahora multiplícalo por 5 o 15 y esa es la presión a la que se somete el café durante la preparación.

 

Estas son las características de un buen espresso.

 

Textura: El resultado de la presión es una crema muy fina y una espuma color avellana.

 

Aroma: Así como los vinos y por raro que parezca este tipo de preparación te permite disfrutar aromas florales frutales y hasta parecidos al tostado del chocolate realmente una muy buena experiencia.

 

Sabor: Ahora vayamos al más importante de los sentidos al momento de preparar café. El sabor resultante es sustancial, además con un buen equilibrio entre ácido y tostado amargo.

Close Menu

Espresso Amico

Bahía Magdalena 9,
Verónica Anzúres,
CDMX

T: +525564-7975
E: atencion@espressoamico.com

Hola ¿en qué puedo ayudarte?